La empresa TST, encargada del equipamiento audiovisual de la quinta edición del festival Cruïlla, quiso contar con la potencia y la confianza que aportan los equipos de JBL.

Pese a celebrarse justo después de festivales de renombre internacional y gran talla como el Primavera Sound o el Sónar, el evento ha igualado los 22.000 asistentes de 2011, gracias a su oferta de géneros diversos, que agrupa desde figuras legendarias (como Iggy and the Stooges, Cypress Hill o maThe Specials) hasta nuevos artistas de la escena local e internacional (como M.I.A., Gogol Bordello, Los Tiki Phantoms o Bigott).

Los tres escenarios del festival más ecléctico de la ciudad se equiparon con la serie Vertec, pensada para ofrecer toda la potencia sonora, junto con la ligereza y el refuerzo de sonido perfectos para un festival. El sistema Vertec destaca por sus altas prestaciones sonoras con un tamaño reducido y gran manejabilidad. Además, cuenta con una alta resistencia y con un sistema de suspensión que aseguran un montaje y configuración rápidos y fiables.

La Serie Vertec está diseñada tanto para instalaciones fijas como para sistemas portátiles y sus altavoces incorporan el procesado digital de señal y están disponibles tanto en modo pasivo como en modo autoamplificado. Sus avanzados transductores y la ligereza de las cajas proporciona gran utilidad y flexibilidad a estos elementos line array modulares.

Vertec está presente en los grandes escenarios de todo el mundo. Como muestra, la serie se ha podido escuchar recientemente en la ceremonia de entrega de los premios Grammy, los American Music Awards, Rock in Rio y el Orange Festival en Varsovia, entre otros.