Desde hace unas semanas, la iglesia parroquial de San Francisco de Asís en Barbastro (Huesca) cuenta con un nuevo sistema de sonorización, específicamente diseñado para un edificio de sus características.

Datos generales

01/02/2016
Barbastro

Datos del instalador

Escala


https://www.facebook.com/Escala-Barbastro-205205346297856/?fref=ts

Web del proyecto

Comparte este proyecto

twitter facebook linkedin

Nuevo sistema de sonorización JBL Intellivox en la iglesia de San Francisco de Asís, en Barbastro

<p>Con el objetivo de mejorar y homogeneizar los niveles de inteligibilidad en toda la superficie del templo, se planteó sustituir el sistema de sonorización antiguo por otro nuevo. Escala y Earpro estudiaron a fondo el espacio y diseñaron </span><strong>un nuevo sistema de sonorización con tan sólo una caja acústica del modelo JBL Intellivox DS380,</strong> ubicada en uno de los extremos laterales del ábside.</span></p>
<p>Con sus 20 altavoces de 4" diseñados a medida y su amplificador interno de clase D de 16 canales, la JBL Intellivox DS380 es capaz de proporcionar un sonido uniforme y claro en una distancia de hasta 45 metros, por lo que sus características la convertían en la opción ideal para este propósito.</span></p>
<p>Una vez presentado, el proyecto fue aprobado y la instalación se llevó a cabo. </span><em>"El trabajo de instalación ha sido extremadamente sencillo, pues al sustituir las 10 columnas preexistentes por una sola, no ha hecho falta más que una canaleta conducida hacia la JBL Intellivox DS380, por la que hemos llevado los cables de alimentación y señal. Sin duda, se trata de una ventaja muy a tener en cuenta, especialmente en un edificio histórico en el que se desea causar el mínimo impacto"</em> comenta Juan Viader. </span> </span><em>"Pero más allá de eso, lo verdaderamente satisfactorio ha sido el resultado: la uniformidad de la presión sonora es perfecta. Los asistentes a las ceremonias religiosas lo comentaron desde el primer día, sorprendidos por el hecho de que el sonido fuera igual de claro y fuerte, tanto lejos como cerca de la nueva columna instalada. El propio sacerdote también comentó cómo el nuevo sistema instalado proporciona un sonido verdaderamente inteligible, potente y fiel. Además, el impacto visual de la nueva instalación es mínimo, ya que la columna JBL Intellivox DS380 pasa prácticamente desapercibida"</em>, añade Juan.</span></p>
<p>El sistema de sonido cuenta, además, con 3 micrófonos de cuello de cisne Shure Centraverse CVG12RS-B/C (ubicados en el ambón, en el altar y en la sede respectivamente) y con un sistema inalámbrico Shure BLX24RE/SM58. La mezcla de estas señales se realiza de manera automática mediante un mezclador Shure SCM820 cuya salida, junto con las de las fuentes musicales, entra a su vez a un procesador BSS BLU50. Dicho procesador ha sido programado con 3 presets diferentes (para optimizar el sonido de acuerdo a distintos niveles de afluencia de público a los oficios religiosos) y el sacerdote puede seleccionarlos fácilmente mediante un panel BSS BLU-3. La salida del BSS BLU50 es la que finalmente alimenta la columna autoamplificada JBL Intellivox DS380, protagonista de esta exitosa instalación.</span></p>
<p>¡Con JBL Intellivox, los espacios reverberantes ya no serán identificados por su mala inteligibilidad! Este caso de éxito, fruto del trabajo en equipo de Escala y Earpro, es un buen ejemplo de ello.</p>" />

Se trata de un templo de, aproximadamente, 40 metros de largo. Cuenta con techos abovedados con crucería de unos 15 metros de altura, suelos de mármol y prácticamente no dispone de mobiliario, lo que hace que la reverberación en su interior sea muy alta.


Hablamos de un espacio en el que la inteligibilidad de la palabra se ha visto fuertemente comprometida a lo largo de los años. "La iglesia contaba con un sistema de sonido distribuido compuesto por 10 columnas acústicas en línea de 100V, que sólo proporcionaban una inteligibilidad aceptable en las zonas que se encontraban justo frente a dichas columnas. Si no te encontrabas en dichas zonas, se hacía extremadamente complicado entender la palabra del sacerdote" comenta Juan Viader, Director de  Escala, compañía responsable del nuevo proyecto de sonorización de la iglesia.


Con el objetivo de mejorar y homogeneizar los niveles de inteligibilidad en toda la superficie del templo, se planteó sustituir el sistema de sonorización antiguo por otro nuevo. Escala y Earpro estudiaron a fondo el espacio y diseñaron un nuevo sistema de sonorización con tan sólo una caja acústica del modelo JBL Intellivox DS380, ubicada en uno de los extremos laterales del ábside.


Con sus 20 altavoces de 4" diseñados a medida y su amplificador interno de clase D de 16 canales, la JBL Intellivox DS380 es capaz de proporcionar un sonido uniforme y claro en una distancia de hasta 45 metros, por lo que sus características la convertían en la opción ideal para este propósito.


Una vez presentado, el proyecto fue aprobado y la instalación se llevó a cabo. "El trabajo de instalación ha sido extremadamente sencillo, pues al sustituir las 10 columnas preexistentes por una sola, no ha hecho falta más que una canaleta conducida hacia la JBL Intellivox DS380, por la que hemos llevado los cables de alimentación y señal. Sin duda, se trata de una ventaja muy a tener en cuenta, especialmente en un edificio histórico en el que se desea causar el mínimo impacto" comenta Juan Viader.  "Pero más allá de eso, lo verdaderamente satisfactorio ha sido el resultado: la uniformidad de la presión sonora es perfecta. Los asistentes a las ceremonias religiosas lo comentaron desde el primer día, sorprendidos por el hecho de que el sonido fuera igual de claro y fuerte, tanto lejos como cerca de la nueva columna instalada. El propio sacerdote también comentó cómo el nuevo sistema instalado proporciona un sonido verdaderamente inteligible, potente y fiel. Además, el impacto visual de la nueva instalación es mínimo, ya que la columna JBL Intellivox DS380 pasa prácticamente desapercibida", añade Juan.


El sistema de sonido cuenta, además, con 3 micrófonos de cuello de cisne Shure Centraverse CVG12RS-B/C (ubicados en el ambón, en el altar y en la sede respectivamente) y con un sistema inalámbrico Shure BLX24RE/SM58. La mezcla de estas señales se realiza de manera automática mediante un mezclador Shure SCM820 cuya salida, junto con las de las fuentes musicales, entra a su vez a un procesador BSS BLU50. Dicho procesador ha sido programado con 3 presets diferentes (para optimizar el sonido de acuerdo a distintos niveles de afluencia de público a los oficios religiosos) y el sacerdote puede seleccionarlos fácilmente mediante un panel BSS BLU-3. La salida del BSS BLU50 es la que finalmente alimenta la columna autoamplificada JBL Intellivox DS380, protagonista de esta exitosa instalación.


¡Con JBL Intellivox, los espacios reverberantes ya no serán identificados por su mala inteligibilidad! Este caso de éxito, fruto del trabajo en equipo de Escala y Earpro, es un buen ejemplo de ello.

Imágenes