Shure Signal Path Podcast. Episodio 3: Roger Lindsay

Escucha las magníficas historias que hay detrás de la música gracias al podcast Signal Path de Shure. En este tercer episodio conoceremos más a Roger Lindsay.

El legendario ingeniero de sonido Roger Lindsay, natural de Liverpool, tiene una carrera memorable, ya que ha trabajado en las producciones en directo más importantes que te puedas imaginar. Después de acompañar en sus giras a la banda británica de rock progresivo Procol Harum en 1970, Lindsay se ganó rápidamente la reputación de ofrecer una mezcla front of house de la más alta calidad. A partir de entonces, desde el artista Prince hasta el mismísimo príncipe Carlos de Inglaterra han confiado en su experiencia en audio a lo largo de los años.

En el podcast, Lindsay nos habla del cambio radical que se ha producido en la técnica de sonido desde sus inicios en este oficio, haciendo giras con artistas como John Mayall y David Bowie: “Podías tener a Jethro Tull, Led Zeppelin y todas estas bandas en el mismo cartel. En aquel entonces, no tenías un solo sistema de PA para todos. Cada uno tenía que traerse el suyo. Me hace gracia ahora cuando me acuerdo de ello, pero en esa época, era como lo más moderno…”.

Totalmente centrado en el sonido

Fue en esa época trepidante cuando Lindsay empezó a perfeccionar su técnica centrándose en el sonido y no en el equipo que utilizaba. “Nunca he sabido lo que pasa dentro de una mesa de mezclas”, reconoce. “Y si se rompe, no se me ocurre sacar el osciloscopio. Si no tiene remedio, búscate otra mesa o encuentra una solución. ¡Muévete! Nunca me dejo distraer por algo así. Solo me concentro en conseguir el sonido que yo quiero”.

Dice que un buen ingeniero de sonido siempre debe tener en cuenta lo que espera el público de un espectáculo en vivo: “No me importa lo potente que pueda ser el sonido de la batería. Si el público no puede oír las voces, se sentirá defraudado. Hay que dar prioridad a lo que más importa”.

Su buen oído y su ambición por llegar a ser la mejor versión de sí mismo como ingeniero hizo que acabara trabajando con Prince, un artista conocido por su genio musical y también por ser muy estricto en su trabajo. “Estaba muy nervioso”, comenta Lindsay al describir su primer encuentro a principios de los 90 con el creador del mítico Purple Rain. “Artistas con este nivel de exigencia te hacen elevar el listón. Se implican tan a fondo que solo quieres estar a su altura”.

De las bandas de rock a las orquestas

El cambio ha sido una constante a lo largo de su carrera. Como nunca ha querido ser encasillado, también se ha dedicado ocasionalmente a trabajar con orquestas y a mezclar sonido para grandes eventos deportivos mientras seguía haciendo giras con bandas de rock. Así aprendió cosas que probablemente nunca habría descubierto. Por ejemplo, que si un determinado rever suena bien con la sección de cuerdas de una orquesta también puede sonar igual de bien en los sintetizadores de cuerdas de una banda de rock.

“Es un caso más de polinización cruzada, una puerta abierta a todo un mundo de posibilidades. Si me hubiera limitado a un solo estilo, me habría convertido en un experto en el tema y ya está”.

Ese enfoque profesional le resultó tan provechoso que un día acabó en el Palacio de Buckingham haciendo las mezclas del baile real que se celebró en honor de la boda entre el Príncipe Carlos y Lady Diana en 1981. “Estábamos ahí sentados en el balcón”, recuerda, “dos antiguos técnicos bebiendo champán y fumando puros, pensando cómo habíamos llegado hasta aquí”.

La búsqueda continua de nuevos retos es lo que mantiene vivos el interés y la pasión de este ingeniero de 66 años.

“Salir de tu zona de confort te hará ser un mejor ingeniero. Tienes que decir que sí. Hazlo. Atrévete”.

Escucha la entrevista completa a Roger Lindsay en el siguiente enlace. Y no olvides suscribirte a Signal Path, tu canal favorito. Todos los podcasts de este canal son en inglés. 
 

Be social! Share!