Partyson desarrolló un espacio singular en Kumarah Club

Partyson realizó una instalación para optimizar los ambientes de la discoteca. 26 cabezas móviles de iluminación ACME y más de 30.000 vatios de sonido JBL Professional.

Situada en Las Rozas, al noroeste de Madrid, encontramos Kumarah Club. Esta discoteca de más de 1.400 m2 y con un aforo total para 1.000 personas lleva tiempo siendo uno de los puntos de referencia de la noche madrileña. Con el propósito de seguir siendo una de las salas más exclusivas de la capital, Kumarah Club confió en Partyson para optimizar sus espacios.

Partyson, liderada por Alfonso Mediero, CEO de la empresa, ejecutó este proyecto que se centró en dotar a la discoteca de cinco universos de iluminación y más de 30.000 vatios de sonido. ¡Sí, habéis leído bien! Todo ello con la finalidad de aportar nuevas sensaciones a los clientes de Kumarah Club.

En el centro de la pista encontramos una importante estructura colgante de tres trusses circulares donde se instalaron catorce cabezas móviles híbridas XP-16R y cuatro Solaris CM-S6; mientras que en cada esquina de la pista hay un XP-16R, un Solaris y un panel de cambio de color LP-1080 de ACME, completando así un total de 26 cabezas móviles. Además, hay que sumarle las tres unidades PAR MP-12FC, las cuatro cegadoras LED-BL4 y los dos paneles de cambio de color LP-1080 que hay en el escenario de 25 m2, donde se ubica la cabina. ¿Y cómo se controla este despliegue de iluminación? Muy sencillo…

Se ubicó una consola de iluminación en la cabina, conectada a un sistema formado por equipos de ELC (switch y nodes) y Visual Productions (botonera y controlador), permitiendo controlar las sesiones de iluminación. El switch DLS5DC crea una red Ethernet y conecta con dos nodes: DLN1 y DLN3S, estos posibilitan conectar otra mesa para tomar el control de la iluminación de la sala, sin tener que desconectar la consola principal. Esto facilita a grupos y artistas invitados poder usar sus propias consolas de forma sencilla, rápida y segura.

Asimismo, el switch también conecta con el node DLN6X, ubicado en el lado opuesto de la pista, convirtiendo la señal Art-Net en protocolo DMX, estableciendo conexión con una botonera B-Station. Gracias a este sencillo panel de botones, cualquier miembro del staff de Kumarah Club puede lanzar las memorias de iluminación decorativas para encender la sala con motivo de visitas o eventos corporativos, tan solo clicando un botón. Memorias que previamente han sido grabadas y guardadas en el controlador Quadcore.

Con el sonido toca hablar de JBL Professional. Partyson colocó ocho P.A. pasivas SRX815 y seis subgraves SRX828S en la pista de la planta baja, amplificadas con siete etapas de potencia DCi 2|1250 de Crown. De la misma manera, dispuso cuatro SRX815 amplificadas con dos etapas de potencia DCi 2|1250 en los dos locales del piso de arriba. En cuanto a la monitorización para los DJ’s se instalaron dos P.A. autoamplificadas SRX815P. ¡Todo ello conectado a través de cables Klotz!

Por lo que a la sala de control de sonido se refiere, se instaló una mesa de mezclas Soundcraft Si Performer 3, cuatro altavoces Control autoamplificados con una etapa de potencia CDi 2|300, distintos procesadores de señal BSS (dos unidades BLU-100, tres BLU-BOB2) y un controlador de zonas programable BLU-8v2BLK. Gracias a este sistema de control todas las zonas quedaron integradas, ofreciendo la posibilidad de gestionarlas, indistintamente, desde la sala de control. Pese a la complejidad del proyecto los resultados obtenidos han sido muy positivos, la instalación cumplió a la perfección su objetivo principal.

Kumarah Club continúa perpetuando su estatus como una de las discotecas punteras dentro de la noche madrileña. Su optimización de espacios, junto a su imponente puesta en escena y oferta musical ha conseguido crear una nueva atmosfera de calidad. Kumarah Club es, más que nunca, un espacio singular, innovador y de referencia.

 

 

Be social! Share!